Diálogos y acciones para una educación que garantiza los derechos en América Latina

Pueblo de Jaqueira. Porto Seguro, Bahía, Brasil (2008). Un profesor indígena de la etnia Pataxó enseña a los estudiantes en su lengua nativa Patxôhã.

¿Qué educación precisamos para el mundo que queremos?

LaCampaña Latinoamericana por el Derecho a la Educación (CLADE), al lado de otras redes y organizaciones de la sociedad civil hermanas, busca caminos para contestar a esta pregunta, desde el diálogo y la reflexión colectiva sobre los sentidos de la educación que se quiere para la transformación positiva de nuestras realidades y sociedades.

En el 2012, como parte de un grupo de trabajo de educación formado por organizaciones de la sociedad civil que incidían para defender el derecho humano a la educación en el marco de los debates de la Cumbre de Río+20, la CLADE ha planteado una educación que fuera capaz de estimular las personas a pensar los problemas políticos, ambientales, económicos y sociales de orden global que vivimos. Estas reflexiones nos permitieran plantear un orden económico, cultural, y social diferente, orientado a la superación de las desigualdades y discriminaciones, y a la dignidad y la justicia, desde el potencial transformador de los sujetos sociales y grupos organizados de la sociedad civil [lea aquí el posicionamiento que difundimos a la época].

Identificando retos en los sistemas educativos

Dando continuidad a este debate, del 11 al 14 de noviembre de 2016, realizamos en la Ciudad de México la IX Asamblea Regional de la CLADE, bajo el lema “Educación emancipadora y garante de derechos: Retos para América Latina y el Caribe”. En aquella ocasión, 80 personas de más de 16 países, entre especialistas y representantes de foros nacionales, redes regionales y organizaciones internacionales miembros de la Campaña, impulsaron debates sobre la coyuntura de las democracias y los derechos humanos en la región, así como los desafíos y oportunidades para la realización de una educación emancipadora y garante de derechos.

Entre los retos encontrados, se destacaron:

  • la ascensión de grupos conservadores a los gobiernos de distintos países de la región,
  • la homogeneización e instrumentalización de los sistemas educativos,
  • la privatización de la educación,
  • la criminalización y represión de la protesta social,
  • las distintas formas de discriminación y violencia en las escuelas,
  • la desvalorización del debate sobre género en las escuelas,
  • el recorte de recursos para la educación y otros derechos sociales,
  • la aplicación de pruebas estandarizadas internacionales y nacionales para medir la calidad educativa, generando segregación, competencia y desigualdad en los sistemas educativos.

Educación para fortalecer la participación ciudadana y reducir las desigualdades

Por otro lado, como resultado de los debates del encuentro, se señaló el rol de una educación emancipadora, liberadora y garante de derechos para asegurar el fortalecimiento del pensamiento crítico, capaz de cuestionar y reflexionar sobre el contexto, y apuntar caminos hacia el fortalecimiento de nuestras democracias y la superación de las desigualdades y discriminaciones estructurales que marcan nuestras sociedades [sepa más].

La profundización de este diálogo y reflexión se señaló como una tarea que sigue pendiente, siendo fundamental para que podamos alcanzar horizontes de justicia social, económica, política y ambiental en en la región de América Latina y el Caribe. En ese sentido la CLADE lanzó la movilización regional titulada “Educar para la libertad: Diálogos y acción por una educación emancipadora” el 15 de octubre de 2018 para invitar a la ciudadanía en general para discutir y reflexionar sobre qué educación precisamos para el mundo que queremos. La iniciativa se impulsa en el contexto de la X Asamblea Regional de la CLADE, que tendrá lugar del 22 al 26 de octubre en Bogotá, Colombia, con el tema “Por una educación emancipadora y garante de derechos”.

A través de esta campaña, la CLADE quiere movilizar la población de América Latina y el Caribe para defender una educación emancipadora, capaz de transformar el presente y futuro de niñas y niños, adolescentes, jóvenes y personas adultas, desde la reflexión, el diálogo y el pensamiento crítico, y desde la capacidad de indagar, cuestionar, discernir, imaginar y accionar por otros mundos posibles.

Creando espacios para la interacción sobre la educación que queremos

La emancipación parte del diálogo como un principio ético y político. Es desde el diálogo que la educación debe orientarse a los propósitos de los derechos humanos; a la construcción de la paz y de ciudadanías activas, críticas y participativas; al fortalecimiento de nuestras democracias; y a la superación de las desigualdades y discriminaciones. La consolidación de sistemas públicos de educación, que aseguren la gratuidad y la universalidad para todos y todas, y que sean emancipadores y garantes de derechos, es tarea pendiente y urgente para los países de América Latina y el Caribe.

Entendemos que la educación debe contribuir a que las personas estén conectadas a su tiempo y espacio, conozcan su territorio, su contexto, su historia, su diversidad cultural. En ese sentido, los espacios y procesos de educación informal, no formal y formal deben estar estrechamente relacionados, siendo promotores de culturas y saberes, investigación, enseñanza y extensión, contribuyendo así para la transformación de comunidades y sociedades.

A través de esta movilización regional, la CLADE quiere estimular, impulsar y promover la realización de círculos de diálogo, seminarios, acciones comunicativas, talleres creativos, entrevistas y otras actividades, que promuevan el encuentro y el diálogo entre las personas, con miras a abordar qué es y cómo promover una educación emancipadora.

Las acciones a desarrollarse en los distintos países de la región involucrarán a miembros de la CLADE, educadoras/es y sindicatos docentes, movimientos y organizaciones estudiantiles y de jóvenes, investigadoras/es, autoridades públicas, comunidades educativas, organizaciones de la sociedad civil, etc. ¡Todas las personas están invitadas a sumarse a estos diálogos y acciones por una educación emancipadora!

Autora: Fabíola Munhoz, Coordinadora de Comunicación y Movilización de la CLADE



Deja un comentario