• gaw 2015 banner es

social fsocial Psocial tsocial yt

read our blog en 2

blog button

“¡Financien lo justo!: La experiencia de la CLADE en el monitoreo al financiamiento educativo en América Latina y el Caribe

Mexico

 

En la Agenda de Educación 2030, los Estados se han comprometido a aumentar el gasto público en educación, asignando a este rubro el 6% de su Producto Interno Bruto (PIB), o el 20% de su presupuesto público total, como mínimo, compromiso este que los Ministerios de Educación de América Latina y el Caribe ya habían afirmado en la Carta de Lima, en el 2014

Una plataforma virtual para monitorear el gasto público en educación y fomentar el diálogo regional

En este contexto, y como parte de las actividades de la iniciativa “¡Financien lo justo! Por una educación pública y gratuita para todos y todas”, la Campaña Latinoamericana por el Derecho a la Educación (CLADE) lanzó en septiembre del año pasado un Sistema de Monitoreo del Financiamiento del Derecho Humano a la Educación en América Latina y el Caribe, plataforma virtual que compila datos y análisis del financiamiento educativo público en 20 países de la región referentes al período del 1998 al 2015.

La información disponible está organizada en tres dimensiones de análisis:

  • esfuerzo financiero público: la cual mira cuánto los Estados gastan en educación en comparación con su PIB y su presupuesto público total, tomando como referentes, respectivamente, el 6% y el 20%.
  • disponibilidad de recursos por persona en edad escolar: que divide el monto de recursos que los Estados invierten en educación por la cantidad de personas en edad escolar en cada país, tomando como referente el valor promedio de la mitad menos rica de los países de la OCDE.
  • equidad en el acceso escolar: dimensión que mira la brecha entre los niveles de acceso escolar de las franjas de la población con más y menos ingresos.

Consideramos que explorar la distancia entre el financiamiento de la educación en un determinado país y los valores de referencia internacionales es una forma útil de reivindicación y presión política ante los gobiernos nacionales. Queremos así promover una incidencia política desde la sociedad civil en base a evidencias y datos concretos, abriendo caminos para lograr una financiación adecuada para la educación pública, gratuita y de calidad.

Con este objetivo, elaboramos análisis textuales de los datos nacionales de la plataforma en alianza con los foros miembros de la CLADE en 16 países, los cuales están publicados en el sitio web del sistema. Además, realizamos citas virtuales con estos foros, reunidos por sub-región, con miras a compartir reflexiones e interpretaciones sobre los datos del financiamiento educativo en sus países, para que se apropiasen del sistema como instrumento de incidencia, y a la vez compartiesen nuevos aportes y análisis. Estos diálogos generaron insumos y orientaciones para la actualización de los datos del sistema y su perfeccionamiento.

 dominican-rep

La necesidad de más recursos para la educación pública

Estos intercambios apuntaron también hacia la necesidad de que la CLADE siga apoyando y difundiendo las iniciativas nacionales por más recursos para la educación pública, desde el abordaje de las 4 S:

  • Tamaño - total del presupuesto educativo (size) – y, en este sentido, se subraya la justicia tributaria como elemento fundamental para garantizar una base adecuada de impuestos, justa y sostenible en los países;
  • Porcentaje del PIB y del presupuesto público total que se dedica a la educación (share);
  • Sensibilidad del gasto educativo, para que priorice la superación de brechas sociales y la garantía de los derechos de los grupos marginados de la población (sensitivity);
  • Escrutinio/participación social en la definición y el seguimiento a la ejecución del presupuesto educativo (scrutiny).

Es así, que la CLADE pondrá en marcha el desarrollo de un nuevo indicador dentro de la dimensión de disponibilidad de recursos (sobre el financiamiento de la educación de personas jóvenes y adultas) y de una cuarta dimensión de análisis para el sistema, que observará la calidad y sensibilidad de la ejecución del presupuesto educativo.

En este proceso de seguimiento e incidencia, nos enfrentamos a retos importantes en la región, particularmente resultantes del mantenimiento o profundización de políticas de austeridad y recortes en los gastos públicos en distintos países; la evasión e ilusión fiscal; la corrupción; la mala gestión de recursos; la mercantilización de la educación; la reducción de espacios para la participación de la sociedad civil, mientras se amplía la criminalización y represión de la protesta; y la falta o insuficiencia de datos para distintos indicadores del financiamiento educativo en algunos países de la región, especialmente de América Central, lo que nos exhorta a incidir para que los Estados rindan cuentas y presenten de manera transparente y constante datos fiables y desagregados sobre el financiamiento educativo a su ciudadanía.

 

Este blog fue escrito originalmente por Fabíola Munhoz de CLADE, y publicado en el sitio web de GPE.