Políticas y activismo

Políticas y activismo

Políticas y activismo

El papel estratégico de la CME es garantizar que la voz de las organizaciones comunitarias de la sociedad civil se escucha en los cuerpos legislativos regionales e internacionales.
El movimiento es representado como CME o a través de sus miembros en los cuerpos internacionales más importantes del sector educativo:

En alianza con el Consejo internacional para la educación adulta (ICAE), Education International (EI) y el Sindicato europeo de estudiantes (ESU) el movimiento creó el Grupo de académicos de educación (EASG) para representar a la educación y a la sociedad civil en el Foro político de alto nivel de las Naciones Unidas(HLPF) sobre los Objetivos de desarrollo sostenible. El EASG organiza cada año un evento paralelo para poner el énfasis en los vínculos entre la educación y la evaluación de los ODS.

Recientemente, la CME recibió un estatus de Consultor especial en el Consejo económico y social de la ONU (ECOSOC). Este estatus otorgará al movimiento mayor acceso al sistema ONU, en especial a los cuerpos de derechos humanos.

La CME representa a la sociedad civil en educación, durante las reuniones anuales del Banco Mundial, la Asamblea Mundial de la ONU, el G7 y el G20.

El Marco estratégico de activismo

El Marco estratégico de activismo busca identificar, complementar y apoyar las agendas y áreas prioritarias de los miembros nacionales y regionales. El activismo es un papel fundamental de la CME, ya que la promoción y la defensa del derecho humano a la educación está en el corazón de nuestro movimiento.

En el epicentro del marco se encuentra la necesidad de que la CME fortalezca el activismo basado en evidencias con el objeto de abordar la tendencia regresiva de la cooperación internacional respecto a la educación, privatización, así como las visiones reduccionistas en calidad de la educación y los procesos de exclusión que afectan a la población discriminada, en especial las personas con discapacidades, niñas y mujeres.

La CME debe ejercer una influencia creíble e informada sobre políticas educativas nacionales, regionales e internacionales, liderando procesos consistentes de activismos dirigidos a garantizar que los gobiernos y la comunidad global cumplen sus compromisos para garantizar el derecho a la educación y alcanzar el objetivo 4 de los ODS de la agenda Educación 2030.

Para alcanzar esa meta, la CME establece unas áreas clave de trabajo:

  • Promoción de la implementación efectiva del Objetivo de Desarrollo Sostenible 4/Agenda Educación 2030.
  • Influir en la agenda mundial promoviendo métodos holísticos a la calidad de la educación, que van más allá de los resultados de aprendizaje.
  • Promoción de la llamada a la acción de la CME respecto a la financiación de la educación, considerando tanto a países en desarrollo como donantes.
  • Promoción de un incremento del apoyo y el compromiso estatal a la hora de suministrar una educación pública gratuita de calidad.
  • Fortalecimiento de la inclusión y la igualdad de género en educación.
  • Defensa de la participación de las organizaciones de la sociedad civil en los procesos de toma de decisiones y rendición de cuentas, incluyendo los liderados por estudiantes y profesores.
  • Promoción de la educación de jóvenes y adultos y la educación de la primera infancia como componentes clave de la agenda mundial del aprendizaje de por vida.