Inclusión de estudiantes con discapacidades – Historias de México

Igualdad y no discriminación

La educación de niños, jóvenes y adultos.
con discapacidades es parte de la Agenda de Educación 2030, pero a menudo los estados y los ministerios de educación la han descuidado. Además, los estados deben reconocer que los maestros capacitados, bien pagados, cubiertos y
Los trabajadores calificados tienen un papel clave en el cumplimiento del compromiso con el derecho a una educación para todos, y de esta manera asignan ciertos recursos para garantizar una formación docente integral e inclusiva.

Mis historias

Luz Elena es una niña con discapacidad visual de 8 años que vive en Zapotal, una comunidad rural indígena en la costa de Oaxaca, México.

Luz Elena nació con su discapacidad y desde que tenía un par de semanas se inició el proceso de capacitación con su familia.  La mama de Luz Elena fue por varios años capacitada en estimulación temprana cada 15 días en Piña Palmera y participó en el grupo de familias potenciadoras en cual participan otros familiares de niños/as con discapacidad y comparten temas importantes de sus procesos, como es la aceptación de la discapacidad y todas las situaciones y emociones que se enfrentan por tener un hijo/a con discapacidad.

El reto mayor en esta primera etapa fue la sobreprotección de Luz Elena por parte de su mama, que hacía que le costaba mucho trabajo para Luz Elena socializarse, hablar y jugar con otros niños.

A la par también era difícil para la familia aceptar la discapacidad de Luz Elena y en varios momentos fueron a buscar nuevos médicos y opiniones para salir de la duda si no había un tratamiento para que Luz Elena pudiera ver. Esto obviamente fue un gasto tanto de dinero como de tiempo.

Por estas circunstancias Piña Palmera sugirió a la familia integrar a Luz Elena en el preescolar lo más pronto posible, para promover su socialización e independencia.

La familia lo aceptó, aun con mucho miedo, y se hizo el contacto con el preescolar local en su comunidad. Resultó que Luz Elena entró en el preescolar de 2 años de edad como “oyente” (por no tener la edad requerida) y se inició un proceso de inclusión con talleres de sensibilización con la maestra, los alumnos y las familias de la comunidad. Se dio también un acompañamiento y seguimiento constante cada mes con la maestra de la escuela, quien no tenía ninguna experiencia en el tema de discapacidad y por lo mismo tenia muchas dudas, miedo y confusión en como apoyar en el proceso de la inclusión.  

El principal capacitador en este proceso fue Mariano, un joven que también es ciego, que pudo compartir sus propias experiencias y capacitar a la maestra y la mama en temas de inclusión, adecuando el espacio, los materiales y las estrategias de enseñanza para promover la inclusión en el grupo de alumnos.

A la par de este proceso seguían Luz Elena y su mama yendo al grupo de intervención temprana y el grupo de familias potenciadoras en Piña Palmera donde se reflexionó los temas de  miedos, la cuestión de sobreprotección e la independencia de Luz Elena, entre otros.

En el último año del preescolar la maestra tomó la iniciativa en colaboración con Piña Palmera de hacer el enlace con la escuela primaria de la comunidad para preparar el maestro para recibir a Luz Elena y promover su inclusión desde un principio. En este último año del preescolar también se inició  la capacitación de Braille a la maestra, la mama y Luz con seguimiento cada 15 días con Piña Palmera que resultó en que Luz se sabía el abecedario en Braille cuando salió del preescolar, cosa que facilitó para su aprendizaje en primaria.

Entrando a la escuela primaria el reto mayor fue el desconocimiento por parte del maestro en como promover la inclusión de Luz Elena y como enseñar a Luz para que aprendiera. Y a la par el miedo de la mama de que Luz no iba a aprender como los otros niños/as.

De igual manera que en el preescolar se dio talleres de sensibilización con los maestros, los alumnos y las familias de la comunidad. Ahora se esta dando un seguimiento de capacitación en estrategias para promover la inclusión y la capacitación en Braille al maestro en la escuela cada 15 días. A la par la mama y Luz Elena se siguen capacitando en Braille en Piña Palmera cada 15 días.

Hoy en día podemos ver los resultados de este proceso de ocho años: Luz Elena ya está incluida en su familia, su comunidad y su escuela.  Ella tiene amigos y ya no tiene miedo de socializarse, le gusta participar en eventos sociales y culturales. Tiene un aprendizaje significativo en la escuela y sabe leer y escribir Braille. Se traslada con apoyo del bastón. Su familia ya ha aceptado la discapacidad y ha cambiado su actitud hacia su hija sin sobreprotegerla.

La maestra del preescolar ya es un ejemplo para otros maestros en el tema de discapacidad e inclusión y ha cambiado sus estrategias de enseñanza. Ahora tiene una niña con discapacidad auditiva incluida en su salón y sigue trabajando para la inclusión y la no discriminación.

El maestro de la escuela primariade igual manera ya superó sus miedos y dudas, ya sabe leer y escribir Braille y tiene nuevas estrategias de enseñanza para promover la inclusión en su salón.  



Deja un comentario