Pandemia del COVID-19: Un mensaje del presidente de la CME

Pandemia del COVID-19: Un mensaje del presidente de la CME
Queridos miembros,

Les escribo a todos en medio de esta pandemia de COVID-19 que se considera la mayor amenaza global desde la Segunda Guerra Mundial. Ante el pánico, la desesperación y el desánimo, es humano sentirse abrumado, impotente e ineficaz con respecto a nuestros esfuerzos continuos para lograr los objetivos de la CME. Es natural sentir que el trabajo que hemos realizado para avanzar en nuestros objetivos se ha estancado, si no debilitado, por la trayectoria de este virus implacable.

Sin embargo, les suplico a todos que no pierdan su determinación. Les insto a observar el inmenso potencial del espíritu humano en la manifestación de la cooperación, la solidaridad y la realización de nuestra interdependencia, exhibido por todas las partes interesadas en esta crisis.

A nivel global, hemos despertado al conocimiento de que todos estamos juntos en esto y que no resolveremos esta crisis de salud mediante enfoques individuales o intereses sectoriales. Un enfoque comunitario y una redistribución de recursos de forma repentina e inmediata se ha convertido en una realidad en maneras nunca antes consideradas posibles.

Como miembros de la CME, conservemos esa imagen y proyectemos esto como un faro para seguir adelante cuando el virus se disipe. Permítale informar y fortalecer nuestra defensa continua de la igualdad de oportunidades, el acceso equitativo a la educación y los recursos para alcanzar nuestro potencial como seres humanos.

Hemos sido testigos de nuestra capacidad y la posibilidad de reaccionar como comunidades, sociedades y naciones, de manera colectiva, decisiva, inmediata y cohesiva. Sigamos abogando por la misma inmediatez y cohesión que se aplica al cuidado y educación de los más vulnerables. Si algo hemos aprendido de esta crisis, es que la solidaridad es el único camino a seguir. Por lo tanto, debemos asegurarnos de que después del COVID-19, presionamos para que esos mismos principios se apliquen para abordar las necesidades más esenciales de la sociedad y que sigamos pidiendo una acción colectiva en relación con nuestros objetivos de la CME.

Como co-creadores y co-defensores en nuestra campaña global por la educación, les deseo a todos ustedes, sus familias y sus organizaciones, buena salud y que estén seguros.   También les pido a todos que sigan adelante con la misma fuerza, resistencia y la resolución que ha sido tan evidente en esta lucha actual contra COVID-19 y que han demostrado tan infaliblemente en sus esfuerzos pasados.

Se ha hecho mucho, pero aún hay mucho por hacer. No perdamos de vista eso en la inmediatez de esta crisis.

Así como el día sigue a la noche, siempre hay luz al final del túnel.

En solidaridad,

Refat Sabbah, presidente de la CME



Deja una respuesta