Declaración conjunta de la CME y la ECW con motivo del 75 ° período de sesiones de la Asamblea General de las Naciones Unidas

Con motivo del 75 ° período de sesiones de la Asamblea General de las Naciones Unidas, la Campaña Mundial por la Educación (CME) y el fondo La Educación no Puede Esperar (ECW) piden conjuntamente a los gobiernos y a la comunidad de donantes que se COMPROMETAN a financiar la ECW para asegurar la educación de los más afectados en situaciones de emergencia y crisis.

La pandemia de COVID-19 ha tenido un impacto dramático en los sistemas educativos del mundo, provocando el cierre de escuelas en más de 160 países, afectando a más de mil millones de estudiantes.

Este impacto se sintió de manera más dramática en contextos de emergencia donde la educación se ha visto interrumpida por conflictos armados, desplazamientos forzados, desastres inducidos por el cambio climático y crisis prolongadas.

Con financiación oportuna y predecible de muchos donantes desde su creación en 2016, las inversiones de ECW han llegado a casi 3,5 millones de niños/as y jóvenes a finales de 2019 en 30 de las peores crisis humanitarias del mundo. Por su parte, la CME sigue siendo el mayor movimiento mundial de la sociedad civil que trabaja para garantizar el derecho a la educación en todos los contextos y para todas las personas, y para promover la participación de la sociedad civil para mejorar los mecanismos de toma de decisiones y los procesos de rendición de cuentas.

Tanto la CME como la ECW trabajan incansablemente para hacer realidad el derecho a una educación pública gratuita y de calidad para todos. Este derecho solo puede garantizarse si se asegura una financiación oportuna y predecible para los sistemas educativos amenazados o afectados por emergencias y si se reconoce que la participación de la sociedad civil es esencial para mejorar los mecanismos de toma de decisiones y los procesos de rendición de cuentas.

Se necesitan otros 300 millones de dólares para apoyar la respuesta educativa de emergencia de ECW a la pandemia de COVID-19 en crisis en curso.

Dicho compromiso permitirá que ECW llegue a cerca de 9 millones de niños hasta 2021 y permitirá fortalecer o reconstruir los frágiles sistemas de educación pública, cumpliendo así la promesa de una educación igualitaria y gratuita para todos los niños/as, especialmente para los/as más rezagados/as.

Hacemos un llamado a los donantes, gobiernos y agencias para que AUMENTEN su apoyo a ECW este año. Estamos en una carrera contra el tiempo: millones de niños/as y jóvenes vulnerables necesitan ayuda urgente para salvaguardar sus vidas y su futuro.



Deja una respuesta